domingo, 31 de enero de 2016

Desatranco en Avenida Alto Tajo

Gracias a nuestra experiencia de más de 20 años en el tema de los desatrancos podemos ofrecer un servicio de calidad y garantías porque sabemos lo que hacemos. Al contar con personal cualificado y formado, junto con las herramientas más modernas y las técnicas que hemos aprendido a lo largo de estos años, cualquier trabajo es posible con nosotros. Quizá no seamos los más baratos pero sí sabemos lo que hacemos y nos aseguramos de que el problema quede resuelto.

Hace unas semanas nos llamaron para realizar un desatranco en Avenida Alto Tajo. Los desatrancos en Guadalajara no son complicados para nosotros ya que, debido a que nuestra sede se encuentra en Alcalá de Henares, podemos desplazarnos en cuestión de minutos al lugar.

Tras comentar con el cliente, un grupo formado por dos operarios con las herramientas necesarios se personó en el lugar y revisaron la instalación. El problema que tenían se encontraba en una comunidad de vecinos donde los pisos bajos no podían utilizar los baños y, en la cochera, rezumaba el agua a través de una de las tuberías que pasaba por la zona dañando el coche que se aparcaba en esa plaza.

Le pedimos al presidente de la comunidad que nos llevara a la cochera y, una vez allí, percibimos el mal olor que desprendía el tubo así como la posibilidad de que estuviera atrancado. Así, procedimos a hacer una cala en la tubería cerca de donde estaba el atranco (un pequeño agujero, lo suficiente para meter la manguera de agua a presión) y, con el camión de desatranco en Guadalajara, empezamos a meter agua a presión para destruir el atranco que había.

No fue fácil y al principio pensamos que tendríamos que quitar esa parte del tubo pero finalmente con nuestra profesionalidad el atranco fue cediendo y se deshizo al cabo de unos minutos. Para quedarnos más tranquilos pusimos la tobera, una herramienta para limpiar todo el contorno del tubo y le dimos varias veces hasta que quedó limpio.

Reparamos el tubo y comprobamos en los bajos que el baño podía utilizarse sin problemas. Una vez hecho, dimos por finalizado el trabajo.

viernes, 25 de diciembre de 2015

Desatranco en calle Soledad

Hace unos días nuestros operarios tuvieron que acudir con rapidez a una llamada telefónica de un local comercial que nos llamó casi a la hora de cerrar su negocio. El cliente nos comentó que, cuando había ido a mirar que todo estuviera bien cerrado, se dio cuenta que, en la zona del baño, el suelo estaba mojado y que salía agua del inodoro, por la parte de abajo, por lo que no sabía qué hacer al respecto.

Tras comentar con él las tarifas que teníamos, dos operarios con un camión de desatrancos acudió a realizar un desatranco en calle Soledad, donde estaba el negocio. Al llegar, observaron que el cliente estaba recogiendo agua, que cada vez era mayor. Le pedimos que cortase la llave y revisamos la instalación.

El agua salía de la parte de abajo del inodoro por lo que nos daba a entender que el atranco estaba en el propio sanitario. Sin embargo, a simple vista no se veía nada. Decidimos entonces quitarlo para mirarlo por abajo y, al hacerlo, vimos que, en la tubería, había un gran atranco, provocado no sólo por papel higiénico, toallitas, restos, etc. sino también por una bolsa de plástico que se había ido llenando hasta que generó la burbuja que impedía que el agua o todos los desechos pasaran correctamente y esto provocó el que el agua saliera por la junta del inodoro con el suelo.

Cuando se retiró, se observó que la tubería estaba limpia y seca lo que hizo suponer a los operarios que llevaba tiempo ahí atrancada. Aún así, con la manguera de agua a presión verificaron que la instalación fuera correctamente y, tras eso, colocaron de nuevo todo y dieron por terminado el trabajo.

viernes, 20 de noviembre de 2015

Desatranco difícil en Guadalajara

Con una experiencia de más de 20 años en el sector de la pocería en Madrid, Desatrancos Guadalajara es una de las empresas en las que más personas confían gracias a la profesionalidad y garantías que damos para todos los trabajos que llevamos a cabo. Nuestros operarios están cualificados para cualquier servicio de desatranco difícil en Guadalajara y pueden confiar en que todo quedará resuelto lo más rápido y eficazmente. 

Hace unas semanas tuvimos una llamada para acudir a solucionar un desatranco difícil en Guadalajara. Nos personamos en el lugar, una casa unifamiliar de Guadalajara que tenía problemas con los baños ya que no parecía correr bien el agua. 

Cuando llegamos, revisamos la instalación mediante una inspección de tuberías y nos dimos cuenta que una de las tuberías estaba atrancada y provocaba la acumulación del agua. Para ello, metimos la manguera con agua a presión para tratar de romper el atranco lo más rápido posible. No fue fácil, porque llevaba tiempo hecho y se había solidificado demasiado pero, con la presión del agua, se consiguió abrir un poco. Sacamos la manguera de nuevo y le pusimos una tobera para poder arrancar el atranco de la tubería. 

Tras un tiempo limpiando, conseguimos dejarlo limpio del todo y volvimos a hacer una inspección de tuberías en Guadalajara para ver si podía haber más atrancos, cosa que ocurrió y se le dio el mismo tratamiento. Una vez revisamos todo y vimos que quedaba bien, le mostramos al cliente el antes y el después y dimos por finalizado el trabajo. 

lunes, 26 de octubre de 2015

Desatranco en urbanización Bellavista

Nuestro trabajo de más de 20 años nos ha permitido especializarnos en servicios de desatrancos y pocerías de las redes de alcantarillado. Gracias al personal con el que contamos, así como a la formación que reciben y las herramientas que tenemos para trabajar, la garantía y calidad que ofrecemos en los servicios que llevamos a cabo es muy alta, igual que la satisfacción de nuestros clientes. 

Tanto es así que a diario recibimos llamadas para hacernos cargo de trabajos de desatrancos en Guadalajara y otras zonas de la comunidad de Madrid. 

Hace unos días tuvimos que acudir para realizar un desatranco en la urbanización Bellavista, en Guadalajara. El cliente nos llamó preocupado porque tenía problemas con las tuberías y los baños. Un equipo formado por dos personas altamente cualificadas y las herramientas necesarias marcharon hacia Guadalajara y cuando llegaron y vieron la situación determinaron que el problema era la bajante de aguas pluviales que, debido a las aguas y  la caída de las hojas de árboles cercanos, había quedado atascada, de ahí el problema  que se había generado. 

Procedieron a eliminar el atranco, primero manualmente, después con la manguera del camión cisterna que introdujeron por el entramado tubular hasta el tapón, succionando primero para eliminar cualquier problema, y después haciendo una limpieza profunda de la tubería para evitar otro tipo de atascos que no se pudieran ver a simple vista. 

Finalmente se revisó que había un buen funcionamiento, sobre todo del baño que era lo que había fallado, y se dio por terminado el trabajo, con una buena satisfacción por parte del cliente.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Desatrancos en el Barrio de la Esperanza

Con una experiencia de más de 20 años, nuestra empresa está especializada en servicios de pocería y desatrancos en redes de alcantarillado. Nuestro radio de acción está en la Comunidad de Madrid, Guadalajara, etc. 

Ayer recibimos una llamada de teléfono donde nos pedían que acudiéramos para realizar desatrancos en el Barrio de la Esperanza, en Guadalajara. La persona que nos llamó nos comentó que tenían problemas con las tuberías y que se había desbordado el agua de una bajante y que empezaban a tener muchos problemas en los baños. 

Acudimos raudos al lugar  y, al examinar la situación, descubrimos que la bajante de aguas pluviales estaba atascada con lo que las aguas se habían estancado y de ahí provenía el mal olor y los problemas que estaban teniendo. 

Subimos la manguera del camión cisterna y la metimos por el entramado tubular hasta que llegó al tapón. Se empezó a succionar para eliminarlo y comprobamos que estaba ya todo bien. Sin embargo, en lugar de dar por terminado el trabajo se procedió a bajar a los garajes y allí hacer una cala en la bajante para meter la manguera y llegar al segundo piso para verificar que no había ningún tipo de atranco más. 

Una vez se hizo una limpieza de las tuberías en el barrio de la Esperanza, se taparon las calas y se les pidió a los vecinos que comprobaran si había mejorado ahora el funcionamiento de sus baños, cocinas, etc. Cuando todo quedó revisado, dimos por finalizado el trabajo.

lunes, 31 de agosto de 2015

Desatrancos en Los Manantiales

Si necesita los servicios de una empresa de desatrancos en Los Manantiales no dude en ponerse en contacto con nuestra empresa de desatrancos para ofrecerle un servicio profesional. Gracias a nuestra experiencia y los muchos trabajos que llevamos realizando desde hace años, nuestros servicios están imbuidos de garantía y calidad para que no tenga duda de que se ha llevado a cabo con profesionalidad y sin que vuelva a repetirse el problema. Nuestros precios se adaptan a su bolsillo, compruébelo. 

La semana pasada recibimos una llamada de la localidad de Guadalajara para llevar a cabo el servicio de desatrancos en Los Manantiales. El cliente nos llamó de una vivienda unifamiliar donde los inodoros y los lavabos no desaguaban bien. Intuimos al principio que se trataría de un atranco en las tuberías, tras informarle de las tarifas que teníamos, las aceptó y nos personamos en el lugar para reparar la avería que tenía. 

Acudimos al lugar con un camión cisterna, los materiales necesarios en caso de problemas y, por supuesto, los operarios profesionales. Revisamos la instalación y el problema consistía en que había un problema de atrancos. Decidimos cortar el agua y trabajar por el inodoro desmontándolo para introducir la manguera con agua a presión por esa zona para eliminar el tapón que existiera. 

Mientras lo hacíamos, nos dimos cuenta de que el agua corría rápidamente antes de que volviera, lo que nos hizo pensar que el problema no estaba tanto ahí como sí en la tubería, pero en un punto más alejado. La decisión era clara: necesitábamos ir más lejos y preguntamos al cliente sobre la ubicación de la arqueta que evacuaba el agua residual. 

Debido a que no lo sabía, utilizamos la herramienta detectora de arquetas ocultas y empezamos a buscar sabiendo un poco dónde hacerlo para ahorrar tiempo. Una vez localizada, la abrimos picando el suelo y observamos que el tapón estaba justo ahí. Eliminamos manualmente los restos de comida, jabón, toallitas, compresas, etc. que había y aplicamos agua a presión para deshacer por completo el tapón. Una vez hecho, instalamos una tobera para limpiar la tubería y quitar los restos que pudieran haberse quedado pegados a las paredes. 

Una vez hecho, dimos por finalizado el trabajo registrando esa arqueta y verificando que todo había quedado bien hecho.

viernes, 24 de julio de 2015

Desatascos en el barrio la Esperanza Guadalajara

Nuestro objetivo siempre es ofrecer la máxima garantía en nuestro trabajo de tal modo que nuestros clientes tengan la seguridad de que, una vez que se repara algo, no volverá a fallar si se hace un buen uso del mismo, al menos durante mucho tiempo. Es por eso que nos consideramos profesionales en el tema de desatascos con más de 20 años de experiencia y clientes satisfechos. 

Hace un par de días recibimos un correo electrónico a través de nuestro formulario de contacto donde nos consultaban acerca de desatascos en el barrio La Esperanza, en Guadalajara. Después de solicitar un teléfono para poder llamar a la persona y hablar con ella acerca de los problemas que estaba teniendo, nos personamos en el domicilio y encontramos una comunidad de vecinos. 

Fuimos al piso donde nos habían llamado y vimos que tenían problemas en el baño ya que había algún tipo de atasco que impedía que el agua se fuera correctamente por el inodoro, la ducha o el lavabo. Procedimos entonces a abrir para ver si es que había algo que impedía el cauce y, nada más hacerlo, nos encontramos con pelo y papel pero, también, toallitas del inodoro. 

Las toallitas del inodoro son muy peligrosas porque, al contrario que el papel higiénico, éstas no se deshacen con el agua y se pueden quedar alojadas en la tubería formando con ello un atasco, que fue lo que sucedió en este caso. 

Después de limpiar bien todo lo que se podía ver, procedimos a revisar viendo que la situación había cambiado. Aún así, no nos quedamos conformes y quisimos mirar más para cerciorarnos del buen estado. Fue cuando descubrimos que había dos atascos más, mínimos, pero importantes. Tratados estos, dimos el trabajo por finalizado y el cliente quedó muy satisfecho.